Loading...

CashDro: Innovando sin límites, conquistando mercados. Descubre el futuro, hoy.

La convención celebrada en Toledo el pasado 25 de abril marcó un hito, congregando a cientos de empresas, desde concesionarios y mayoristas hasta partners de diversos países. El evento fue el escenario perfecto para desvelar innovaciones de vanguardia, como el revolucionario T-Quiosk con su pantalla de 15 pulgadas, los flamantes modelos SelfQuiosk, diseñados verticalmente para adaptarse a cada negocio con un estilo más compacto, y soluciones pioneras con RFID, destacando el equipo de self checkout para ventas ágiles, la pistola RFID para un control de inventario eficaz y una solución robótica que revoluciona la realización de inventarios de manera autónoma. La presentación de la nueva aplicación Customer App, que permite gestionar el efectivo desde un dispositivo móvil, fue otro de los puntos fuertes, junto con las mejoras y novedades introducidas en las gamas de productos CashDro, T-Quiosk, Hiobot, y CashDro Controller. La convención no solo brilló por sus innovaciones tecnológicas, sino también por enfatizar las últimas actualizaciones en el Tech Controller y la crucial importancia del servicio postventa Swap Service, garantizando así una experiencia de cliente excepcional. Este evento no solo destacó por su capacidad de reunir a la industria bajo un mismo techo, sino también por su habilidad para inspirar y marcar la próxima frontera en soluciones tecnológicas para negocios.

Al comenzar el día, se llevó a cabo una mesa redonda que contó con la participación de destacados CEOs de concesionarias y mayoristas. El propósito era compartir el modelo de negocio de CashDro, experiencias en la comercialización de sus soluciones en diversos países, y presentar ejemplos notables de casos de éxito. Durante la sesión, se destacó la notable recuperación del uso del efectivo post-pandemia, observándose un incremento en su uso a nivel mundial.

A lo largo del evento, se introdujo el innovador modelo T-Quiosk con una pantalla de 15 pulgadas, diseñado para satisfacer las demandas de un nuevo segmento de mercado de forma más competitiva. Seguidamente, se reveló el nuevo modelo de SelfQuiosk, más compacto y versátil, ideal para supermercados, tiendas de conveniencia, ferreterías o garden centers, y disponible en diversas opciones de pago, incluidas tarjeta y efectivo.

El Gerente de CashDro, Lluís Fernández, fue el encargado de presentar una nueva gama de soluciones hardware para negocios, incluyendo tecnología RFID. Entre estas, se destacan el equipo de self-checkout para ventas rápidas y autónomas, un dispositivo RFID para el control de inventarios, y una solución robótica autónoma para el manejo y control de inventarios, permitiendo la programación de distintas rutas y la generación de reportes detallados de inventarios en tiempo real.

También se dio a conocer la Customer App, una aplicación móvil para el manejo del efectivo con una interfaz web que no requiere instalación, compatible con todas las plataformas móviles.

Finalmente, se presentaron las últimas actualizaciones y mejoras en las líneas de productos de CashDro, T-Quiosk, Hiobot y CashDro Controller. Lluís Fernández abrió el evento destacando innovaciones como el T-Quiosk con pantalla de 15 pulgadas, los nuevos modelos SelfQuiosk adaptados a diferentes tipos de negocio con un diseño más compacto, y las soluciones avanzadas para negocios con RFID. Juan Pedro Lafuente y Paco Segura complementaron la presentación con novedades en el robot asistente HIOBOT y en la gestión de mantenimiento con Tech Controller, respectivamente.

La mesa redonda, moderada por Lluís Fernández, contó con la participación de líderes empresariales de Portugal, México, Alemania y España, reflejando un evento de alcance internacional.

La Convención Internacional organizada por CashDro en Toledo se convirtió en un punto de encuentro para cientos de empresas, concesionarias, mayoristas y socios de distintos países, culminando con una cena de gala en el prestigioso Restaurante El Cigarral del Ángel, presidida por Andreu Pi Pocurull y adornada con las insígnias de Oro de Ley, creaciones exclusivas del orfebre Joaquín Guerrero.