¿Por qué invertir en ciberseguridad? La delincuencia cibernética está más latente que nunca

De alguna manera la pandemia del Coronavirus ha marcado también un antes y un después en cuanto a ciberseguridad se refiere. Y es que las nuevas dinámicas, entre las que se encuentra por ejemplo el teletrabajo, a las que han debido de acostumbrarse muchas empresas parecen haber abierto una puerta a los ciberdelincuentes. Acciones que por desgracia ya se sucedían con anterioridad pero que en 2020 han arrojado datos realmente alarmantes para empresas y gobiernos de todo el mundo.

Ejemplos como el ocurrido contra firmas como FireEye o SolarWinds, ambas grandes corporaciones que sufrieron el robo y monitorización de herramientas afectando así a otras compañías; o los ataques contra profesionales y firmas en plena investigación de la vacuna contra el Covid-19, dejaron patente que si bien la prevención de los ciberataques era ya esencial, la inversión en protección es hoy un imprescindible en la estrategia de cualquier empresa. El uso además del ya conocido como ransomware es ya una realidad que muchos hackers utilizan para el robo de documentos alojados en servidores conectados a la red.

Hablemos sobre los riesgos a los que se exponen pequeñas, medianas y grandes compañías

Lo cierto es que los ciberdelincuentes no realizan distinciones a la hora de seleccionar los objetivos de sus ataques. Por desgracia, aunque en ocasiones podamos creer que nuestra firma se encuentra lejos de este riesgo, nunca podremos saber en qué momento la compañía puede ser víctima de alguno de estos delitos. Es por ello que la prevención siempre paliará en gran parte el problema.

La incursión de ciberdelincuentes en el sistema suele darse a través de diferentes vías. Algunas de ellas hoy en día más accesibles debido a la implementación del teletrabajo. Mantener a salvo software y hardware aún cuando se encuentran en la vivienda del empleado es completamente esencial. Dinámicas de ciberdelincuencia como el phishing o el smising pueden provocar graves consecuencias con tan solo visitar un enlace recibido a través del correo electrónico o un sms en un teléfono móvil.

Además, los ataques hacia bases de datos, muchos de ellos producidos mediante el uso de la conocida como ingeniería social, se centran hoy en lograr acceder a las credenciales de los trabajadores para proceder así a la incursión en el sistema.

El objetivo final de estos grupos de delincuentes suele ser la captación de información confidencial para después solicitar una cuantía a cambio de su devolución. Por desgracia son muchas las firmas que se han visto abocadas al cierre tras un ataque de estas dimensiones. Una situación muy compleja que puede poner en peligro ya no solo a la empresa sino también a sus empleados y clientes.

Seguridad Cibernética que protege el futuro de la compañía

Optar por la inversión en ciberseguridad de la mano de empresas como GSC Madrid puede suponer ese punto de inflexión de cara al futuro de la firma. La integridad de los datos empresariales es elemental para la continuación de la actividad puesto que una incursión de este tipo frena prácticamente por completo el trabajo diario de la empresa.

Una auditoría inicial ayudará a conocer el estado detallado de la red, detectando además posibles vulnerabilidades y previniendo los posibles ataques antes de que ocurran. Trabajar con un plan de actuación ayudará en el caso de que el día de mañana la compañía se pueda encontrar ante un problema de seguridad digital.

Ganar en confianza de cara a los clientes y por supuesto mejorar la productividad de la empresa son aspectos básicos para la inversión en ciberseguridad. Una medida que además tiende a ahorrar gastos a la firma puesto que de esta manera también se previenen desembolsos ante el ciberataque o las pérdidas que podría suponer el frenar la actividad durante un tiempo difícil de estimar.

El trabajo en la red es hoy en día una realidad imprescindible para muchas empresas, y poder hacerlo a salvo de incursiones de este tipo nos ayudará a continuar creciendo aprovechando siempre la innovación y las últimas tecnologías a nuestro favor.